¿Puedes usar agua de manantial en una pecera?

Mucha gente podría pensar que usar agua de manantial en un acuario está perfectamente bien. Si tú también tienes esta inquietud, a continuación intentaremos responder a la pregunta ¿se puede usar agua de manantial en una pecera?

agua de manantial en una pecera
¿Puedes utilizar agua de manantial en una pecera?

Es un pensamiento lógico, después de todo, el agua de manantial es más natural que el agua del grifo, por lo que tiene que ser segura, ¿verdad?

Si bien el verdadero agua de manantial tiene muchos beneficios para los seres humanos y los peces, el agua subterránea no tiene la misma calidad que antes.

Entonces ante la pregunta ¿puede utilizarse usar agua de manantial en una pecera? ¡Claro! pero primero debes tratarla.

Índice
  1. ¿Por qué es necesario tratar el agua de manantial?
  2. Cómo tratar el agua de manantial para acuarios
  3. Otras opciones
  4. Agua que no es buena para los peces
  5. Pensamientos finales

¿Por qué es necesario tratar el agua de manantial?

El agua de manantial proviene de un subsuelo natural y sube a la superficie, saliendo del suelo en un espejo de agua donde puedes recolectarla. La mayor parte del agua de manantial es rica en minerales y otros elementos, como potasio, calcio, sodio y magnesio.

Cuando el agua de manantial viaja a través de la tierra, los minerales de las rocas se disuelven en el agua. Cuando hay muchos minerales presentes, el manantial generalmente se llama manantial mineral. Si un manantial contiene mucho carbonato de sodio o sal, se llama manantial de soda.

Como puedes ver, el agua de manantial tiene muchos beneficios. Pero, por mucho que se vea afectado por los minerales en las rocas por las que pasa, también se ve afectado por el lugar de donde proviene y el camino que sigue bajo tierra.

Por ejemplo, si el agua corre a través de un área muy desarrollada, la contaminación puede filtrarse al suelo y llegar al agua. Otras cosas, como la dureza del agua y su pH, también se cargan dependiendo de dónde fluya el agua de manantial.

Cómo tratar el agua de manantial para acuarios

Lo primero que debes hacer es preparar tu pecera. No solo debe enjuagar el interior del acuario, sino que también debes enjuagar cualquier decoración, rocas y grava que planee colocar en el tanque. Puedes consultar aquí como hacerlo: Cómo limpiar las algas de las decoraciones del acuario

Entonces, es el momento de tratar el agua. Pero no puedes tratar el agua a menos que la pruebes primero.

Tres cosas principales que debe verificar son el pH, la dureza y el carbonato y bicarbonato del agua de manantial. Por lo general, puede obtener kits de prueba para estos parámetros en la tienda de mascotas.

Todos los peces tienen una preferencia de pH, por lo que es útil tener una idea de qué peces estás planeando poner en el tanque y qué nivel de pH prefieren.

Si el pH es alto, existen algunas opciones para reducirlo, incluidos los tratamientos químicos y los taninos naturales de la madera. Si el pH es demasiado bajo, puedes aumentarlo agregando bicarbonato de sodio, coral triturado o grava.

Los minerales del agua de manantial son otro problema. Algunos minerales son buenos para tu acuario, pero cuando hay demasiados, pueden ser dañinos para tus peces. Para asegurarte de que el agua de manantial no tenga demasiados metales pesados, lo mejor que puede hacer es utilizar un sistema de filtración por ósmosis inversa.

La ósmosis inversa elimina hasta el 99 por ciento de las impurezas, incluidos los metales pesados ​​y los pesticidas. Si desea usar agua de manantial en su tanque, esta es la mejor manera de asegurarse de que sea segura.

Una vez purificada el agua, es posible que también desees considerar un acondicionador de agua. Esto hará que el agua sea más cómoda para sus peces y hará que la transición a su nuevo hogar sea más segura.

agua de manantial en una pecera
Mientras mejor tratada esté el agua, más felices serán tus peces

Otras opciones

Si bien puedes usar agua de manantial en una pecera, se necesita mucho trabajo para prepararla adecuadamente. Si deseas algo que sea más adecuado para un acuario que no tomará tanto tiempo en prepararse, existen otras opciones:

  • Agua del grifo. La mayor parte del agua del grifo está tratada y libre de las bacterias más peligrosas y otras partículas dañinas, pero esto varía drásticamente según el lugar donde vivas. Si optas por agua del grifo, asegúrate de utilizar un declorador, ya que el cloro del agua del grifo es tóxica para los peces.
  • Agua de pozo. El agua de pozo es similar al agua de manantial en que su calidad depende de la fuente. El agua de pozo puede contener una variedad de contaminantes, y deberás probarla y tratarla a fondo antes de usarla en una pecera.
  • Agua de lluvia. El agua de lluvia es una buena opción, pero también requiere pruebas y tratamiento. El agua de lluvia generalmente es baja en minerales y puede contaminarse fácilmente. Además, el agua de lluvia que recoja de un techo o canalones puede estar contaminada con cualquier cosa que haya recogido al correr por estas superficies.
Agua de lluvia es una buena opción, pero también requiere tratamiento

Agua que no es buena para los peces

Generalmente, debes evitar el agua embotellada y el agua destilada.

El agua embotellada proviene de muchas fuentes, pero puede ser agua de pozo o de manantial. Es probable que se haya filtrado en gran medida y es posible que no tenga ningún beneficio para sus peces. También es extremadamente caro y poco práctico para llenar un acuario.

El agua destilada es muy pura, pero está despojada de todos los minerales valiosos que tu tanque necesita. Si optas por agua destilada, primero tendrás que volver a agregar minerales al agua. El agua destilada también es poco práctica, ya que se necesitan muchos litros para llenar un tanque.

Pensamientos finales

¿Puedes usar agua de manantial para una pecera? Sí, pero no directamente del suelo. El agua de manantial requiere muchas pruebas y ajustes para que sea un hogar adecuado para sus peces.

Los minerales naturales son excelentes para tu tanque, pero asegúrate de verificar y ajustar el pH, la dureza, el carbonato y el bicarbonato. También debe hacer pasar el agua a través de la filtración de ósmosis inversa y acondicionarla antes de ciclar el tanque y agregar sus peces.

Dicho esto, casi cualquier tipo de agua que uses necesita un poco de cuidado y atención antes de agregarla a tu tanque. Si prefieres los minerales naturales en el agua de manantial y estás dispuesto a hacer el trabajo, puede ser una excelente opción para tu acuario.

Si quieres saber más sobre cómo hacer un buen mantenimiento del acuario, te compartimos 7 beneficios del servicio de mantenimiento de acuarios

Deja una respuesta

Subir