Saltar al contenido

¿ Pez Betta en un acuario nuevo?

El pez betta tiene la reputación de ser un pez duro y resistente que puede sobrevivir a cualquier cosa. En la naturaleza, pueden sobrevivir en charcos poco profundos durante la estación seca. En la tienda de mascotas, viven en tazas pequeñas. Seguramente estarían mejor si los llevaras a casa y los pusieras en un tanque o acuario nuevo, qué crees?

pez betta en acuario
pez betta

Cuidados del pez Betta

Aunque un acuario de 19 a 40 litros es un hogar mucho mejor que un pequeño vaso de plástico, no es tan simple.

Al igual que cualquier otro pez, no debes poner un pez betta en un tanque o acuario nuevo de inmediato. De hecho, pueden pasar semanas antes de que tu nuevo tanque esté listo para tu pez betta.

¿El primer paso? El Ciclismo de tu tanque.

La preparación del Acuario

Los peces bettas y todos los demás peces respiran a través del agua de tu acuario, pero esta agua también contiene desechos de pez, alimentos no consumidos, algas y otros tipos de detritos. Cuando estas cosas se descomponen en el agua, producen amoníaco y otras toxinas, muy letales para los peces.

Un tanque debidamente filtrado y preparado es necesario para controlar el amoníaco.

Un acuario bien controlado, con agua pura y con PH adecuado, es uno que tiene suficientes bacterias buenas para combatir el amoníaco, esencialmente convirtiendo los componentes que son tóxicos para tu pez betta en componentes que no lo son.

Las bacterias buenas crecen tanto en el sustrato como en el filtro del acuario. Estas colonias de bacterias ingieren el amoníaco y lo convierten en nitritos y luego lo descomponen en nitratos. Los nitratos no son tan tóxicos para los peces y normalmente se tratan con cambios regulares de agua.

Antes de que puedas agregar un pez betta a tu tanque, debes asegurarte de que el tanque esté correctamente ciclado. Para hacerlo, coloca grava en el fondo del tanque para que las bacterias tengan muchos lugares para crecer. Configura un filtro y déjalo funcionar.

Probando el agua

Para asegurarte de que el tanque se cicla correctamente, debes probar el agua. Por lo general, verás un pico temprano en el amoníaco, luego, a medida que se establezcan las colonias de bacterias, el amoníaco disminuirá y los nitritos aumentarán.

A medida que tu tanque se establezca, eventualmente no verás amoníaco, una pequeña cantidad de nitritos y algunos nitratos. Cuando no hay amoníaco y has visto que los nitritos suben y bajan, es una buena señal de que el ciclo se ha completado.

La única forma de saberlo con certeza es analizar el agua con un kit de análisis. Cuando pruebas constantemente y no ves amoníaco, nitritos y nitratos por debajo de 40 ppm, sabrás que tu tanque está listo.

Cuando agregues tu pez betta, es posible que veas un pequeño aumento en el amoníaco o los nitritos, pero las bacterias deben continuar creciendo y adaptarse a la nueva carga biológica. Sigue revisando el agua y haz un cambio de agua del 35 por ciento cada semana.

Aclimatar al pez betta

Una vez que tu tanque esté ciclado, es hora de ir a buscar tu betta. Pero aún no estás listo para agregarlo al tanque. Muchos peces mueren porque se agregan al tanque demasiado rápido, sin tener la oportunidad de aclimatarse.

El objetivo de aclimatar a un pez betta o cualquier pez a un nuevo tanque es asegurarse de que el cambio del agua en el que se encuentran cuando los compras en la tienda de mascotas no sea muy diferente del agua de tu acuario. Específicamente, debes tener cuidado de que el pH y la temperatura no sean demasiado diferentes.

Entonces, ¿cómo se aclimata a un pez betta a un tanque o acuario nuevo? Lentamente.

Mucha gente guarda el pez en la bolsa en la que vino y lo deja flotar en el agua durante unas horas. Esta técnica tiene la idea correcta, pero hay algunos otros pasos que agregar.

Pasos para aclimatar al pez betta a su nuevo acuario

Primero, en lugar de simplemente hacer flotar la bolsa en la superficie del tanque, abre la bolsa y enrolla los lados hacia abajo un poco primero. De esta manera, la bolsa flotará en la superficie y parte del agua del tanque salpique en la bolsa.

Agrega lentamente una taza de agua del tanque a la bolsa y deja que la bolsa flote durante dos horas. Mezclar el agua de esta manera, cambia gradualmente el nivel de pH en el que vive el pez para no impactarlo todo a la vez.

Lo mismo ocurre con la temperatura. Es probable que tu tanque esté un poco más caliente que el agua en la que vivía el pez beta en la tienda de mascotas, ya que generalmente se guardan en tazas pequeñas que no tienen calentadores. Al permitir que el pez se aclimate lentamente a las nuevas temperaturas más cálidas, evitará que se le dé una descarga.

(Si tu pez betta vino en un vaso de plástico, puedes pedirle a la tienda de mascotas una bolsa de plástico y transferirlo a la bolsa para que flote en el agua. O puedes agregar agua del tanque directamente en el vaso de plástico).

pez betta en acuario
pez betta en acuario

Pensamientos finales sobre pez betta

¿Cuánto tiempo debes esperar para poner un pez betta en un tanque nuevo? Desafortunadamente, no hay una respuesta sencilla a esa pregunta.

Lo más importante es que esperes a que el tanque se encienda, lo que puede demorar entre cuatro y ocho semanas.

Aunque esto puede parecer mucho tiempo, al final, vale la pena. Si agregas tu pez betta al tanque antes de que se realice el ciclo correctamente, es muy probable que el agua estrese a los peces.

Una vez que hayas probado el agua y sepas que el tanque está correctamente ciclado, es hora de ir a buscar tu betta. Cuando lleves a tu nueva mascota a casa, no la dejes caer inmediatamente en el tanque. Tómate el tiempo para aclimatarlo durante unas horas para evitar dañar su sistema.

Preparar el agua y tomarse el tiempo para aclimatar a tu pez betta son dos de las mejores cosas que puede hacer para comenzar bien tu nuevo acuario.

Obtener el agua adecuada y darle tiempo a los peces para que se acostumbren asegura que su nueva mascota esté feliz y saludable.

Te recomendamos: Conoce todo acerca de los filtros UV para acuarios