Saltar al contenido

Limpiar un acuario en 4 pasos fáciles

Aprende cómo limpiar un acuario rápidamente para que tus peces estén limpios y contentos y en sólo 4 simples pasos que te resultarán fáciles de seguir y aplicar, para un mejor mantenimiento de tu pecera. Además lee hasta el final donde te recomendamos una guía de compra, con reseñas, de los mejores accesorios para limpiar tu acuario de la mejor forma y con un excelente relación precio-calidad.

Las mejores cuatro maneras de limpiar un acuario de forma sencilla

Aquí vamos a revelarte 4 formas fáciles de limpiar un acuario de forma efectiva y en pocos pasos, para que ésta tarea sea menos tediosa y a la vez te lleve poco tiempo.

1. Usa la cantidad justa de agua y la que necesitas cambiar

Es importante decidir cuánta agua necesita eliminar y con qué frecuencia debe cambiarla. Es mejor cambiar al menos entre el 25% y el 50% del agua cada semana. Antes de que pueda tomar una decisión, asegúrate de considerar la tasa de acumulación de nutrientes de tu acuario o la carga biológica. Si deseas tener el nivel de fosfato y nitrato del agua al mínimo, deberás hacer cambios de agua grandes (más del 50%) o frecuentes.

A continuación, asegúrate de preparar el agua la noche anterior a la planificación de limpiar un acuario. Ten en cuenta que el agua de tu grifo puede contener sustancias no deseadas como metales, cloro y toxinas que pueden presentar serios peligros para la salud de tus peces. Además, su temperatura tampoco será ideal para el uso en acuarios.

Para asegurar la evaporación del cloro y maximizar la efectividad de su acondicionador de agua, llena tu balde con agua antes de agregar el acondicionador de agua y déjalo reposar por una noche. Al día siguiente, el agua estará segura para tu pecera y su temperatura será perfecta a temperatura ambiente.

Ten en cuenta que deberás colocar correctamente el calentador de agua asegurándote de que permanezca en su lugar y completamente sumergido mientras se va a extraer el agua. Si no lo haces, tu calentador podría sobrecalentarse, romperse o agrietarse.

Sin embargo, si es imposible para ti evitar que el calentador quede expuesto durante el proceso de limpieza, simplemente puedes apagarlo por períodos cortos. Mientras lo haces, no olvides apagar el filtro también para evitar que se seque. En caso de que no lo sepas, tu filtro puede secarse cuando su tubo de entrada se expone a niveles bajos de agua, al limpiar un acuario. Lo último que deseas es que entre aire en el filtro porque puede causar un mal funcionamiento del sistema. La conclusión es que deberás asegurarte de que ninguna pieza del equipo de tu acuario quede expuesta cuando intentes reemplazar el agua.

2. Usa la almohadilla de algas para limpiar un acuario

almohadillas de algas
almohadillas de algas

En caso de que te lo preguntes, las algas se desarrollan cuando los nutrientes que se encuentran en el agua se exponen a la luz.

No te sorprendas si encuentra algas pegadas a los lados de tu acuario o en las decoraciones que tienes en tu tanque. Si no se atiende un problema de algas, sus peces sufrirán porque el agua no estará lo suficientemente limpia para que sobrevivan. Por lo tanto, es imprescindible eliminar todos los rastros de algas.

Asegúrate de ponerte los guantes antes de intentar deshacerte de las algas que se encuentran a los lados de tu pecera. Si lo haces, los protegerás de las reacciones alérgicas que la mezcla de sal sintética podría desencadenar.

Para limpiar un acuario de todos los rastros de algas, pasa con cuidado una almohadilla especial para algas a lo largo del vidrio y frota lo menos que puedas.

A continuación, frota ligeramente las decoraciones.

Si tienes dificultades para hacerlo, puedes quitar las decoraciones con cuidado para poder fregarlas fácilmente. Nunca uses las esponjas o estropajos que has estado usando en la cocina, ya que podrían llevar residuos de detergentes u otros productos químicos agresivos que dañarían a tus peces.

Otra cosa que nunca debes hacer es limpiar tus decoraciones con agua hirviendo o lejía porque ambos matarían todas las bacterias buenas en tu pecera y envenenarían a tus peces.

Te recomendamos leer también: Decoración para Acuarios: las mejores piedras

3. Extrae el agua vieja y limpia el sustrato

El siguiente paso es extraer el agua vieja directamente a un balde que se utiliza exclusivamente para la limpieza del acuario.

Como se mencionó anteriormente, se recomienda encarecidamente un balde específico para asegurarte de que esté libre de cualquier tipo de residuo que pueda provenir de agentes de limpieza y detergentes tóxicos.

Mientras sacas el agua a través de un sifón, intenta eliminar la mayor cantidad de desechos posibles de la grava. Si tienes arena para el sustrato, elimina los desechos sosteniendo la parte de la manguera al menos a unos centímetros de la superficie sin tocar la arena.

Para crear una malla que permita la entrada de escombros mientras evitas que los peces pequeños sean succionados, coloca una media que nunca se haya usado en la parte final del sifón. Puedes evitar que tu sifón se obstruya si lo usas en un ángulo que permita que el sustrato del acuario retroceda.

No sorprendas a tus peces reemplazando el medio filtrante cada vez que cambies el agua. Si lo haces, alterará la química del agua en el acuario.

Cambia el medio filtrante cada 3 a 6 meses o cuando disminuya su rendimiento.

La mejor manera de limpiar un acuario es enjuagarlo con el agua del tanque en tu balde. Nunca uses agua del grifo a menos que desees deshacerte de todas las bacterias buenas que se encuentran en tu filtro.

Antes de reemplazar el agua vieja por la nueva del acuario, asegúrate de verificar si la temperatura es adecuada para tu tanque. Ten en cuenta que cualquier cambio drástico en la temperatura del agua puede matar a los peces en tu acuario. La mejor herramienta que puedes utilizar para comprobar la temperatura es un termómetro infrarrojo.

Una vez que todo esté verificado, puedes comenzar a llenar tu pecera. Asegúrate de dejar suficiente espacio entre el agua y la parte superior de tu tanque para ayudar a los peces a respirar.

Deberá observar el agua durante unas horas hasta que el agua se aclare.

4. Limpiar un acuario por afuera

limpiar un acuario
limpiar un acuario

Por último, rocía un limpiacristales en un trapo antes de usarlo para limpiar las partes exteriores de tu pecera. Si necesitas eliminar los depósitos minerales, puedes usar una solución con agua destilada y vinagre blanco.

Existe una forma de limpiar el vidrio por ambos lados y sin mojarte siquiera las manos, incluso sin tener que mover los peces ni ningún otro elemento de tu acuario, la forma es usando un cepillo magnético. A continuación te decimos cuál es nuestro favorito.

Esperamos que hayas disfrutado de este increíble artículo y puedas limpiar un acuario rápidamente. A continuación te detallamos los mejores artículos disponibles para limpiar un acuario de forma más práctica y a bajo costo.

Comprar los mejores accesorios para limpiar un acuario

En esta guía de compra hemos seleccionado los mejores productos y accesorios disponibles en Amazon.es para que podáis comprar desde tu casa, de forma rápida y sencilla, y así limpiar tu acuario con lo mejor.

Cepillo magnético Raspador limpiador de vidrio para limpiar a Acuario

Puedes limpiar con eficacia el interior y el exterior del acuario al mimso tiempo, con este cepillo especialmente diseñado y adecuado para todos los acuarios de vidrio.

Tiene un imán de tamaño intermedio por lo que te va a permitir limpiar el cristal sin tener que mover adornos o plantas que tengas en el acuario.

Para limpiar otra pared simplemente lo despegas, lo vuelves a acercar por el otro cristal a limpiar y por la fuerza del imán se vuelve a unir, con lo cual no tienes que mojarte las manos.

Cuando terminas, separas el imán y la parte interior sube a la superficie (flota) y ya puedes sacarlo.

Es anti-arañazos. El cepillo no rayará tu acuario.
Incluye filtro de esponja de forma gratuita (de 7 x 14).
Material de alta calidad y diseño lo hace durable.
Pequeño y fácil de llevar. Fácil de usar: Poner la parte plana en el tanque de acuario, deja que la otra parte exterior del tanque se adhiera y dejar que se deslicen juntos. Asimismo, al mover la pieza exterior, la del interior se moverá. Así podrás limpiar dentro y fuera del acuario al mismo tiempo.

esponja magnetica para limpiar acuario
Esponja y cepillo magnético para limpiar acuario o tanques de peces y sacar las algas del vidrio

Kit de Limpiador Acuario 6 en 1

Kit de limpieza para acuarios, contiene 6 herramientas para limpiar y mantener fácilmente el acuario
El mango telescópico ajustable se puede ajustar de 50 cm a 90 cm, la longitud es suficiente para limpiar el acuario sin mojarse las manos
Fácil de instalar y usar, no se requieren herramientas para reemplazar o instalar cuchillas
Con dos esponjas diferentes para eliminar rápidamente las algas y la suciedad desde diferentes ángulos