El caracol asesino: una guía completa

El caracol asesino se ha convertido en una opción popular para muchos acuaristas y tiene una gran responsabilidad dentro del tanque, ayudando a mantener bajo control al resto de la población de caracoles.

Índice

    ¿Qué hace un caracol asesino?

    Como especie carnívora, el caracol asesino consume otros caracoles que viven en una pecera y pueden mantener baja la población. Esto incluye caracoles Ramshorn, caracoles Trompeta y aquellos en de la familia del Physidae, y considerando que son conocidos por poblar a un nivel ingobernable en ocasiones, tener la ayuda del Asesino es más que una buena idea.

    Este caracol único puede mantener a los demás habitantes del tanque al mínimo, pero no es tan fácil como parece.

    Hemos compilado una guía para principiantes sobre el caracol asesino, cómo cuidarlo y lo que necesitas saber para mantener uno, para que puedas ver si este controlador de población es todo lo que parece.

    ¿Qué es un caracol asesino?

    El caracol Asesino se conoce con el nombre oficial de Clea Helena, y esta es una especie de caracoles marinos que ahora han aprendido a vivir con bastante éxito en entornos de agua dulce y es muy apreciada por su naturaleza carnívora hacia otros caracoles.

    Como miembro de una pecera doméstica, su función principal es comer el exceso de caracoles que se han criado, de modo que la población se mantenga al mínimo. Los acuaristas también los conservan porque tienen un aspecto llamativo que agrega belleza a su entorno y tienen la reputación de ser de bajo mantenimiento.

    La apariencia del caracol es reconocible al instante gracias a sus conchas de bandas amarillas y oscuras en forma de trompeta y en la madurez, pueden crecer hasta 1.5 pulgadas.

    El caparazón ovado-cónico del caracol Asesino es grueso, lo que los hace resistentes, y cuentan con un opérculo que mantiene el caparazón cerrado y protege al caracol en su interior.

    En términos de comportamiento, el caracol asesino tiende a ser más lento por la noche, y la mayor parte de su alimentación y caza se realiza durante el día.

    No son sociales y están felices de vivir solos, pero en ocasiones, se les ha visto formando equipo con otros de su especie para atacar a un caracol más grande.

    ¿Dónde viven los caracoles asesinos?

    La especie Clea Helena es una especie tropical y se encuentra comúnmente en el sudeste asiático y en países como Indonesia, Tailandia y Camboya.

    Prefieren entornos y climas tropicales, pero se han adaptado a la vida en tanques de agua dulce mejor que la mayoría de los caracoles introducidos, y la mayor parte de la investigación que se ha realizado sobre ellos proviene de estos entornos controlados.

    Hoy en día, lo más común es encontrar un caracol asesino en casa en un acuario estándar, lo que proporciona un deber muy necesario para el tanque.

    Como caracol carnívoro, se sabe que devoran otras especies, incluidas las que se reproducen vigorosamente y sobrepoblan un tanque en poco tiempo, como los caracoles Ramshorn, Trumpet y Physidae.

    Estos caracoles prefieren un tanque o una ubicación de agua dulce con un sustrato suave, y si los está buscando en la naturaleza, ir hacia el agua en movimiento será de ayuda.

    Al caracol Asesino le gusta andar por canales, arroyos y ríos predominantemente, pero puedes encontrar uno en la tienda de suministros acuáticos local para llevarlo a casa en tu tanque.

    Cuidado y mantenimiento

    Un caracol asesino vivirá hasta cinco años cuando se lo cuide correctamente, pero debes asegurarte de tener el tamaño de tanque correcto, la comida adecuada y las condiciones de agua correctas.

    Como mínimo, necesitan un acuario de 20 litros, ya que cualquier tanque menor no podrá hacer frente a los cambios repentinos de agua, lo que afectará significativamente a estos caracoles. Siendo ideal un acuario de 40 litros o más.

    Para mantener feliz a un caracol asesino, el nivel de pH del agua del tanque debe estar entre 7.0 y 8.0, y los niveles de KH y GH deben ser de moderados a altos.

    Al igual que otros caracoles, el agua que es demasiado ácida deteriorará su caparazón y los niveles bajos de pH la disolverán, por lo que debes estar atento a esto.

    En términos de temperatura, lo hacen mejor con un tanque que está entre 22 y 26 grados centígrados. Sin embargo,  podrían mantenerse entre 15 y 30 grados Centígrados, pero puede ser más difícil criarlos en los extremos de la escala.

    Es imprescindible agregar sustrato suave al acuario y esto tiene más de una ventaja. El caracol asesino puede esconderse debajo del sustrato si hace frío, mientras espera para atrapar a su presa, y les da a los caracoles bebés un lugar seguro en el que permanecer.

    A medida que tamizan el sustrato, también liberan bolsas de gas más pequeñas que de otro modo se acumularían, por lo que también es una ventaja adicional para sus compañeros de acuario.

    Dieta regular de un caracol asesino

    El caracol asesino es una especie carnívora y se considera un depredador y un carroñero, con la necesidad de una dieta alta en proteínas para prosperar.

    Son felices comiendo cosas como sobras u organismos muertos, ya que no tienen que esforzarse mucho, pero cuando no hay ninguno de estos alrededor, pondrán su mirada en algo vivo en su lugar.

    Un caracol asesino generalmente apuntará a otros caracoles y gusanos más pequeños, ya que son presas lentas y fáciles. Si no hay suficiente comida para que coman en su entorno natural, puedes alimentarlos con camarones en salmuera, escamas de comida para peces y gránulos de carnívoros, para asegurarnos de que no se mueran de hambre.

    En el lado positivo, tu caracol asesino no intentará comerse ninguna de las plantas del tanque, por lo que no tendrás que vigilarlas.

    Sin embargo, esto también significa que tampoco comerán algas. Si estás buscando un caracol que limpiae tus vidrios de vez en cuando, esta especie en particular no te ayudará con eso.

    Los compañeros de tanque preferidos del caracol

    El caracol asesino prosperará cuando se coloca con los compañeros de tanque adecuados, como con todas las demás especies acuáticas. La buena noticia es que a este caracol le gusta mantenerse reservado y no es agresivo, pero como es un carnívoro, debes tener cuidado.

    La mejor opción para un caracol asesino es cualquier tipo de tanque de peces de la comunidad y los conocidos como carroñeros pacíficos. Aparte de los peces, puede congeniar con mascotas como almejas de agua dulce y ciertos tipos de camarones, siempre que los camarones sean más grandes, de lo contrario, se convertirán en una comida rápida.

    A estos caracoles no les va bien como compañeros de tanque que son propensos a atacar y herir a otros, así que mantenlos alejados de los peces dorados, cíclidos y cangrejos de río.

    Si te preocupa que los caracoles consuman a otros, asegurarte de que estén bien alimentados y de que sea menos probable que vayan a buscar comida es un enfoque inteligente.

    Consejos para el control de plagas de caracoles asesinos

    Cuando se introduce un caracol asesino en un acuario, suele ser para ayudar a controlar la propagación de otros caracoles.

    Sin embargo, si le has dado algo de tiempo a tu nueva mascota y descubres que no está tan interesado en consumir las otras plagas de las que deseas deshacerte, estas son algunas cosas a considerar:

    Verifica la temperatura del tanque

    Un caracol asesino desinteresado puede simplemente estar demasiado frío, y la falta de calor podría estar impidiendo que hagan algo más que esconderse debajo del sustrato.

    Si notas que tu caracol no quiere moverse mucho, intenta ajustar la temperatura a algo más cómodo. Esto también puede dar un impulso a tu cría, lo que a su vez aumentará su apetito.

    Restringe un poco su alimentación

    Como carroñero, este caracol no tendrá que buscar mucho ni molestarse en buscar comida si tu se la estás dando.

    Aunque no defendemos que se muera de hambre ningún ser en el tanque, debes tratar de limitar la cantidad de alimento y ver si esto ayuda. Una vez que el caracol asesino tiene que trabajar para alimentarse, es más probable que se dirijan primero hacia los caracoles plaga en el tanque.

    Baja las expectativas

    Un caracol asesino no es una máquina para comer, y el simple hecho de introducir uno en el tanque no significa que toda la población de caracoles sea aniquilada de inmediato.

    Puedes esperar que uno de estos caracoles coma alrededor de un caracol al día, pero podría ser solo un caracol cada tres días. Si esperas resultados más rápidos, es posible que debas agregar otro caracol Asesino para hacer el trabajo.

    Tamaños incorrectos

    Estos caracoles no solo comerán algo más pequeño que si mismos y existe una presa que es demasiado pequeña.

    Como el caracol asesino no puede entrar en la cavidad de nada que sea menor a 1/10 de su tamaño, ignorará estas oportunidades de presa más pequeñas. Tendrá que esperar a que los caracoles plaga crezcan a un tamaño más manejable para que el Asesino tenga una oportunidad.

    El mejor tipo de acuarista para los Caracoles Asesinos

    Una de las mejores cosas del caracol asesino es que funcionan en muchos tipos de tanques y con una variedad de compañeros de tanque.

    Esto significa que no hay límite para quién puede disfrutarlos e incluso los principiantes podrán cuidarlos con facilidad.

    El caracol asesino es una adición inteligente a un tanque si quieres algo de bajo mantenimiento pero con un propósito para servir, ya que controlarán la población de caracoles sin necesitar mucho de ti.

    Debido a su naturaleza fácil y sus grandes ventajas, es común ver estos caracoles en acuarios de expertos y principiantes.

    Aquellos con tanques más grandes probablemente encontrarán que sus caracoles prosperan, ya que tienen más áreas para esconderse y diversidad en donde pueden explorar.

    También deberás estar atento para mantener la tapa puesta, porque pueden escalar las paredes y escapar, pero aparte de eso, son discretos y una adición bienvenida a todo tipo de acuarios.

    Una adición inteligente de caracol

    Unos pocos caracoles asesinos cuidadosamente colocados podrían ser todo lo que tu acuario necesita para mantener a la población bajo control, sin mencionar las bonitas rayas que agregan al espacio.

    Antes de presentar nuevas especies como estos caracoles, asegúrate de tener espacio y se llevarán bien con los demás habitantes del tanque, y luego siéntate y disfruta de lo fácil que es cuidarlos.

    Preguntas relacionadas

    Muchos tanques de peces tienen al menos una especie de caracol viviendo en ellos, pero dependiendo de lo que quieras que hagan estas mascotas viscosas, es probable que haya una especie más adecuada para tu acuario que otras.

    Para obtener más información sobre los caracoles, sigue leyendo para conocer algunas preguntas frecuentes y respuestas de expertos que pueden brindarte los conceptos básicos sobre estos seres básicos para acuarios.

    ¿Qué tipo de caracoles limpian los tanques de peces o peceras?

    Si prefieres un caracol chupador que eliminará las algas y la acumulación del tanque, lo mejor es elegir un caracol nerita.

    De lo contrario, puedes optar por los caracoles ramshorn y los caracoles de estanque, pero ten cuidado con su rápida tasa de reproducción y su capacidad para hacerse cargo de un tanque en poco tiempo y es probable que hagan más daño que bien.

    ¿Cuántos caracoles debes tener en un acuario?

    Como guía aproximada, debes tener un caracol por cada 20 litros de agua, pero esta cantidad también dependerá de que los otros peces y habitantes se mantengan en armonía con ellos.

    Dado que algunas especies de caracoles tienen una tendencia a reproducirse rápidamente, deberás controlar su número para asegurarte de que no invadan el tanque.

    ¿Son fáciles de cuidar los caracoles?

    Los caracoles se consideran resistentes y una adición de bajo mantenimiento a una pecera, por lo que son una buena opción para los principiantes.

    Sin embargo, debes vigilar lo que comen, ya que pueden devorar la vida vegetal, y algunas especies se reproducirán más rápido que otras y pueden sobrepoblarse fácilmente.

    Esperamos que esta guía sobre el Caracol Asesino te haya servido para conocer si esta especie es la que está faltando en tu acuario!

    Deja una respuesta

    Subir